¿Qué son las terapias de tercera generación?

Qué son las terapias de tercera generación

Cuando tomas la decisión de acudir a terapia, encuentras una amplia gama de tratamientos como las terapias de tercera generación, una terapia centrada en los síntomas y emociones producidas por los problemas que te aquejan.

Las terapias de tercera generación son usadas frecuentemente para trabajar en los problemas de conducta en un contexto determinado al mismo tiempo que hacen al paciente consiente de su problema para aceptarlo, modificarlo y superarlo.

También te podría interesar leer: ¿Las terapias de pareja funcionan?

Definiendo las terapias de tercera generación

Las terapias de tercera generación o también llamadas tercera ola, son prácticas integradas por un conjunto de tratamientos con una nueva visión para enfrentar los problemas cognitivos y conductuales de las personas, claramente centrando su objetivo en buscar el bienestar del pensamiento y creencias de la persona tratada en terapia.

Es en las terapias de tercera generación que los terapistas en los años 1990 buscaron nuevas formas de ayudar a las personas, tratando de entender el contexto de sus problemas y también la forma en la cual ellos la interpretaban los mismos.

El propósito de las terapias de tercera generación es mostrar el tratamiento como una reorientación de los pensamientos para provocar un cambio en tu vida. Este tipo de terapia también se caracteriza por suplir las carencias de otro tipo de terapias, con la focalización de integrar aspectos como la cultura, contexto y vivencias de una persona.

Cuáles son las terapias de la primera y la segunda generación

Las terapias predecesoras al desarrollo de las terapias de tercera generación son las terapias conductistas propuestas por Simón Freud, quien plantea un enfoque centrado en el comportamiento de estímulos y respuestas de un sujeto, con el objetivo de obtener cambios en la conducta, y aunque su acogida fue popular se vio limitada por la falta de integración del factores como las emociones y los pensamientos.

En la segunda generación tenemos la aparición de las terapias cognitivo-conductuales, este tipo de terapia está centrada en valorar y cambiar los pensamientos para lograr un cambio en el comportamiento de la persona en terapia.

Poco tiempo despues tambien se desarrollaron terapias humanistas u otras que buscaban fervientemente mejorar los resultados de las terapias sin embargo no ha sido hasta la presencia de las terapias de tercera generación que abarca un enfoque global que incluye los aspectos cognitivos-conductuales con la integración del contexto del sujeto.

Características de las terapias de tercera generación

  • Aceptación; el primer paso de las terapias de tercera generación es centrarse en aceptar el problema, aprender y a aceptar lo que no se puede cambiar, pero si puede ser modificado a nuestro contexto y así poder ser superado.
  • Lenguaje; el diálogo es fundamental en cualquier terapia, pero las terapias de tercera ola buscan que el paciente sea quien analice el diálogo y acepte como ve el problema.
  • No se centran en la lucha; las terapias de tercera generación se basan en aceptar los problemas conocerlos y comprenderlos y no luchar contra ellos, el objetivo es buscar un cambio basándonos en valorar lo positivo de la situación.
  • Contexto; comprender el ambiente en el cual se ha desarrollado tu problema hace que el especialista tenga un mejor enfoque sobre tu problema.
Características de las terapias de tercera generación

Tipos de terapias de tercera generación

Las principales terapias de tercera generación son las siguientes:

Mindfulness

Seguramente has escuchado o leído la sola palabra mindfulness, pues esta es una de las terapias más famosas de la actualidad y pertenece a las terapias de a tercera generación. Mindfulness es tener plena conciencia de las experiencias en el presente concentrándote en tus sentimientos y pensamientos por medio de la meditación para entrenar a tu atención en vivir el presente.

Terapia de aceptación y compromiso (ACT)

Esta es una técnica muy utilizada entre las terapias de tercera generación, tiene el propósito de aceptar tus sentimientos, pensamientos y emociones autodescubriendo nuevos valores en tu vida; a la vez que tomas el sufrimiento como parte de la vida y las contrastas tus ideas o creencias con la realidad actual; buscando comprometerte en buscar tu bienestar mediante nuevos valores, sin perder tu esencia ni tus valores y creencias en tu crecimiento personal.

Psicoterapia analítico funcional (PAF)

En este tipo de terapias de tercera generación la psicoterapia analítico funcional busca que el paciente desarrolle la capacidad de analizar no solo su conducta frente a un problema, sino de toda su conducta en sí, esto es posible con una relación de comunicación verbal confiable entre el terapeuta y el paciente.

Terapia Conductual Dialéctica (DBT)

Esta terapia nace con el objetivo principal de ser de ayuda para las personas que padecen de problemas emocionales muy graves, los cuales generan una conducta autodestructiva como autolesionarse o suicidios. La terapia de activación conductual válida y acepta el sufrimiento de una persona en tratamiento mediante el diálogo, la discusión para llegar a la raíz del problema a su ve se confronta la razón y los argumentos de dicho problema, con el objetivo de gestionar y dejar fuera las emociones y pensamientos negativos para seguir adelante con su vida.

Terapia Conductual Dialéctica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir